Destacado Instituciones 

El Obispo Diocesano visitò a los detenidos en el Penal de Las Tunas

CON  MOTIVO DE LAS FIESTAS NAVIDEÑAS

Visita pastoral  de Mons. Torrado Mosconi al penal de Las Tunas

Administró los sacramentos y dialogó con los presos.

Las Tunas (Trenque Lauquen): El obispo de 9 de Julio, Monseñor Ariel Torrado Mosconi, visitó este miércoles 27  de diciembre la Unidad Penal Nº 20 de la localidad de Las Tunas, partido de Trenque Lauquen. Allí fue recibido por el director del penal y las demás autoridades.

Lo acompañaron el capellán, el Pbro. Germán Loriente, el cura párroco de Trenque Lauquen Pbro. Juan Pellegrino, seminaristas, el grupo de catequistas laicos que brindan formación espiritual y las religiosas del Santísimo Sacramento de Rivolta.

La visita comenzó con el encuentro con los hermanos privados de la libertad con un momento de oración y de cantos. Luego el obispo presidió la santa misa en  donde aprovechó para administrar los sacramentos de iniciación a quienes durante todo el años se estuvieron preparado para ello.

Finalizada la eucaristía compartió un sencillo festejo en el colegio penitenciario que constituyó una ocasión para dialogar fraternalmente e intercambiar experiencias y opiniones. Allí los  animó para “reanudar su compromiso con la fe, vivir este tiempo con un espíritu penitencial y como una verdadera oportunidad para crecer como persona y como cristiano”.

Tras su visita el prelado resaltó la evidente necesidad espiritual que manifiestan los reclusos y  destacó la intensa labor que despliegan allí  diferentes grupos de la iglesia. Fundamentalmente recalcó el trabajo del capellán, el Padre Germán Loriente, del grupo de catequistas laicos que brindan formación espiritual,  el de las religiosas que realizan sus visitas periódicas y el de los demás grupos pastorales que también trabajan allí.

Finalizado el encuentro, Mons. Ariel advirtió que existe un genuino interés en los reclusos por mejorar sus condiciones actuales y por superarse  como personas y como cristianos. En este aspecto, lo ilustró con optimismo al resaltar que “muchos de estos jóvenes hoy están cursando sus estudios primarios y secundarios y otros, se están volcando por el deporte. Esta es una clara señal de los deseos de superación personal”. Luego lo ejemplificó con algunas actividades promovidas desde dentro del penal como  el reciente equipo de rugby conformado por penitenciarios denominado “Los Bravos de Pincen”. A este ejemplo sumó otro más como la fábrica de pelotas que se creó en la misma parroquia de Trenque Lauquen, que actúa como un espacio de capacitación para los presos en  proceso de liberación.

Por último Monseñor Ariel  insistió en la importancia de que la sociedad en general y “la Iglesia en particular, salgan al encuentro de nuestros hermanos, para contribuir y apoyarlos en su camino hacia la rehabilitación y hacia una reinserción plena  en la sociedad”.

 

 

 

Comentarios
(Visited 45 times, 1 visits today)

Notas relacionadas